Conociendo a Jesús

Él es la imagen del Dios invisible, el primogénito de toda creación, porque por medio de él fueron creadas todas las cosas en el cielo y en la tierra, visibles e invisibles, sean tronos, poderes, principados o autoridades: todo ha sido creado por medio de él y para él. Col 1.15-16

El evangelio no es un cúmulo de doctrinas correctas. No es una filosofía, un estilo de vida o una religión. El evangelio es una persona.El evangelio no es un cúmulo de doctrinas correctas. No es una filosofía, un estilo de vida o una religión. El evangelio es una persona.

La gente tiene cientos de ideas acerca de quién es Jesús. Muchas son absurdas, otras basadas en una supuesta lógica. Hay quienes lo consideran un gran Maestro, un profeta, un ser celestial. Los gnósticos del tiempo de Pablo lo consideraban una emanación de Dios, como muchas otras que según ellos, él habría enviado. Pero la Biblia es clara cuando nos muestra la doble naturaleza de Cristo: Completamente humano, completamente divino.

Jesús tiene la supremacía en todas las cosas: en lo visible, lo invisible, los poderes del mundo, los poderes espirituales; ¡es la imagen misma de Dios! Conocer a Cristo es conocer al Padre. Nuestros conocimiento de Dios y nuestro crecimiento espiritual dependen de nuestra relación con Jesucristo. Él no es un camino, sino El Camino; no es una verdad, sino La Verdad... él es la Vida.

¿Le conoces? ¿Has entregado tu vida por completo a Jesús? Si aun no lo has hecho, hoy es el día de tu salvación.