La Prioridad del Mesías

El Espíritu del Señor está sobre mí, por cuanto me ha ungido para anunciar buenas nuevas a los pobres. Me ha enviado a proclamar libertad a los cautivos y dar vista a los ciegos, a poner en libertad a los oprimidos, a pregonar el año del favor del Señor. Lucas 4.18-19

Jesús entra en la sinagoga y lee la porción del libro del profeta Isaías que corresponde. Los ojos de todos están puesto en él, pues los reportes de sus milagros y señales han llegado a sus oídos y esperan con anticipación lo que dirá. "Hoy se cumple esta Escritura en presencia de ustedes," les dice, y con ello manifiesta las intenciones y los valores del nuevo reino.

Para el Mesías la prioridad son los pobres, los cautivos, los ciegos y los oprimidos. Este es un reino de quebrantados, de rechazados, de olvidados. Su manifiesto—la declaración pública de principios e intenciones—no deja afuera a quienes el sistema religioso y social de su tiempo habían abandonado. El Mesías tiene una misión: buscar y salvar lo que se ha perdido.

Para el Mesías la prioridad son los pobres, los cautivos, los ciegos y los oprimidos. Este es un reino de quebrantados, de rechazados, de olvidados.

Este es también un mensaje para la iglesia. La iglesia que constantemente ignora a aquellos a quienes Jesús dio toda su atención. Los cristianos tenemos que ser consistentes con el mensaje de Cristo, de otra manera, el título de cristianos se convierte en una dolorosa ironía. ¿Cómo está tu amor por los más necesitados? ¿Por los pobres, los ciegos y los oprimidos? Prepara tu corazón para encontrarte con Cristo en la vida de quien menos lo imaginas.