Nacer de Nuevo

“—Rabí —le dijo—, sabemos que eres un maestro que ha venido de parte de Dios, porque nadie podría hacer las señales que tú haces si Dios no estuviera con él. —De veras te aseguro que quien no nazca de nuevo no puede ver el reino de Dios —dijo Jesús.” Juan 3.2-3

Jesús vino a demostrar la ineficacia de la religión y la necesidad de un nuevo nacimiento. Viene a hacer nuevas todas las cosas y a presentarnos la luz y la verdad. ¿Conoces esta vida nueva?

Nicodemo viene a Jesús con su propia agenda, pero las cosas pronto se ponen personales. Él, y probablemente un grupo de personas más, querían saber cuál era asunto con este Jesús, pero no tenían la menor idea de quién era él.

¿Por qué la gente busca a Dios? A veces por necesidad, por curiosidad o incluso por obligación; otras veces por religiosidad o hasta por superstición. Cualquiera que sea su agenda, usted necesita saber que la Agenda de Dios ya está definida. ¡Usted debe tener un encuentro personal con Dios!

Nicodemo no era samaritano ni gentil. ¿Por qué debía nacer de nuevo cuando él era ya un judío, nacido dentro de la familia de Dios y poseedor de la promesa del reino? Por que esta nueva vida no es por voluntad de los hombres, ni por tradición tradición religiosa, ni es la fe de nuestros padres lo que nos salva. Para recibir esta nueva vida es necesario nacer de Dios.

Esta es la pregunta más importante que puedes hacerte: ¿Has nacido de nuevo? ¿Eres heredero de la promesa de la vida eterna por el nuevo nacimiento? Si es así, da gracias a Dios. Si no lo es, toma la decisión este día y recibe la nueva vida de Cristo.