Nuevas Criaturas

Por lo tanto, si alguno está en Cristo, es una nueva creación. ¡Lo viejo ha pasado, ha llegado ya lo nuevo! 2 Cor 5.17

Cuando no había nada Dios habló el mundo en existencia, y con su palabra creó todas las cosas. Cuando no éramos nada, su palabra habló una nueva creación en nuestras vidas.

La obediencia a su palabra siempre produce vida. La Biblia declara que sin Cristo "estábamos muertos en nuestros delitos y pecados" (Ef 2.1). Pero cuando creímos, es decir, cuando obedecimos a su palabra, Dios nos dio vida. Antes estuvimos sin Cristo y sin vida; ahora en él somos una nueva creación.

Ser una nueva creación no solo significa que tenemos vida eterna. Dios pudo habernos dado vida eterna sin hacernos nuevas criaturas. Sin embargo, al hacernos una nueva creación no solo nos concede vida eterna, sino que ¡Dios hace todas las cosas nuevas!

De ahora en adelante tendremos que aprender a vivir con esta nueva naturaleza. Las cosas viejas han pasado... pero muchas veces buscan regresar. El viejo hombre, los viejos deseos, las viejas costumbres, ¡hasta los viejos pecados! Todos tratan de regresar y hacer su guarida en esta nueva criatura. Pero, gracias sean dadas a Dios que no solo lo viejo se ha ido, sino que lo nuevo ha llegado.

Esta nueva vida te permite obedecer a Dios, como también te permite buscarlo y adorarlo. Agradece a Dios por la nueva creación que hay en ti y la oportunidad de obedecer su palabra.