Para Estar con Él

Designó a doce, a quienes nombró apóstoles, para que lo acompañaran y para enviarlos a predicar y ejercer autoridad para expulsar demonios. Marcos 3.14-15

No es lo mismo conocer acerca de Dios que conocer a Dios. No es lo mismo conocer a Dios tener una relación íntima con Dios. Que Jesús llame a doce discípulos para estar con él es muy significativo. Los está llamando a una relación mucho mas íntima—los está llamando a vivir con él.

En el transcurso de los siguientes tres años, estos doce hombres van a observar de cerca a Jesús. Van a conocerlo temprano por la mañana y en la noche antes de dormir. Van a conocer sus hábitos diarios, sus opiniones más profundas, su manera de ver y enfrentar la vida... y esto va a cambiarlos para siempre. Los doce nunca van a recuperarse de haber vivido por tres años con él.

Este es siempre el llamado que Jesús nos hace. A una vida con él. A caminar juntos no en nuestro propio camino, ni siguiendo nuestros propios pasos, sino los de él. Cuántas veces abandonamos la jornada con Cristo por ir en busca de nuestro propio camino; cuántas veces nos conformamos con escuchar y conocer en lugar de acompañar e imitar.

¿Te está invitando el Señor a una relación mas íntima? ¿Te está invitando a que lo conozcas y lo dejes conocerte?  La transformación de nuestro carácter no ocurre solo los domingos por la mañana—ocurre todos los días. Ocurre a través de una relación constante y diaria con el Maestro.