Vestido de Humanidad (Serie: Simplemente Jesús)

Juan no nos llevará por un proceso para que descubramos quién es Jesús. Él remueve desde el principio el velo y nos deja ver, con ojos descubiertos, la increíble majestad del Cristo. Desnuda ante nosotros su divinidad y no tiene reparo en ofender nuestra moderna sensibilidad con su doble naturaleza, mientras que al mismo tiempo nos lo muestra vulnerable, cansado, triste, solo.  “¡Vean, contemplen al Cordero de Dios que quita el pecado del mundo!”