Nuevos Desafíos (Pablo: Una Vida Redirigida)

¿Quién no ha enfrentado retos que le parecen más grandes que sí mismo? Algunos parecen más grandes que Dios mismo. Quién no se ha encontrado sin empleo, enfrentado una crisis matrimonial, batallo con un hijo rebelde, luchado contra la tentación y el pecado. Cuando la vida no resulta como esperábamos y debemos ajustarnos a una nueva realidad, recordemos que nuestro Dios es mayor que cualquier reto que enfrentemos.

 

Vestido de Majestad (Serie: Simplemente Jesús)

Porque en el reino de Cristo no hay lugar para protagonismos ni para egoísmos; no hay lugar para jefes ni para dueños; no es un reino de aspiraciones personales, ni políticas, ni de ambiciones desproporcionadas o deseos de grandeza. Es un reino de amor, de gozo y paz, pero sobre todo es un reino de sacrificio personal, de cruz en vez de corona, de sufrimiento es lugar de gloria

Vestido de Humanidad (Serie: Simplemente Jesús)

Juan no nos llevará por un proceso para que descubramos quién es Jesús. Él remueve desde el principio el velo y nos deja ver, con ojos descubiertos, la increíble majestad del Cristo. Desnuda ante nosotros su divinidad y no tiene reparo en ofender nuestra moderna sensibilidad con su doble naturaleza, mientras que al mismo tiempo nos lo muestra vulnerable, cansado, triste, solo.  “¡Vean, contemplen al Cordero de Dios que quita el pecado del mundo!”